Agradecimientos

A la Universidad de Texas en Austin, específicamente al Instituto de Geofísica en la Escuela Jackson de Geociencias por su apoyo con diversas campañas de sísmicas marítimas.