Nosotros

bndh300x300

El Ministerio de Energía y Minas (MEM) es el organismo responsable de:

  1. ordenar y/o realizar los estudios necesarios para evaluar el potencial de hidrocarburos fósiles en República Dominicana y de
  2. conceder los permisos de exploración y las concesiones para la explotación de hidrocarburos de conformidad con las normas que se dicten sobre la materia (Art. 3, acápites M y N, Ley 100-13).

La Base Nacional de Datos de Hidrocarburos es un compendio y archivo digital -en formato estándar de la industria petrolera- de todas las informaciones geológicas, geofísicas y sísmicas recopiladas por medio de actividades de exploración y prospección de hidrocarburos en suelo y mar dominicanos desde 1904.

Muchas de estas informaciones se encontraban dispersas en distintas instituciones del Estado y en manos de particulares, sin habérsele dado el uso adecuado. Gracias a los esfuerzos del Ministerio de Energía y Minas se gestionó un nuevo conjunto de informaciones, realizadas por instituciones académicas extranjeras, y que por primera vez el Estado ha visto y recopilado y que también se está integrando a la Base Nacional de Datos de Hidrocarburos (BNDH).

La dirección www.bndh.gob.do permite acceder de una forma pública y completamente gratuita, descargar y relacionar todas estas informaciones de manera que los interesados puedan interpretarlas adecuadamente y evaluar el potencial de hidrocarburos en la República Dominicana.

En la primera fase se incorporaron a la BNDH alrededor de 1,491 mapas y planos, 805 perfiles sísmicos, 212 registros de pozos, 321 expedientes/informes, 209 cintas magnéticas “9 track” y 3 cassettes “8-track” que contienen líneas sísmicas realizadas en distintas regiones del país.

Con esta información, así como nuevas informaciones de sísmica 2D que se fueron solicitando a centros de estudios en el extranjero, el Estado ha incorporado cerca de 18,300 km de sísmica 2D a la BNDH; lo que representa un valor de aproximadamente US$100 millones. Un costo que habría tenido que asumir el Estado o los nuevos inversionistas en caso de tener que realizar los estudios sísmicos en las regiones correspondientes desde cero. Es importante valorar asimismo, que tener esta data disponible y digitalizada nos permite acelerar el desarrollo de la industria petrolera nacional.